slow fashion

Slow fashion: terminología.

(It is better than it sounds...)



Actualmente todo lo denominado “green” está de moda. Grandes marcas de fast fashion están sacando sus propias colecciones sostenibles. Y es que no paramos de escuchar términos parecidos, en muchos casos usados como sinónimos, pero no lo son. Vamos a ver su significado, oh c’mon it’s not as boring as it sounds! 

Let’s start from the beginning

Entendemos que el slow fashion es la antítesis al fast fashion. Va en contra de la creencia actual de consumo y vida: “faster and cheaper are better.”

El slow fashion es un término relativamente nuevo, es un concepto dinámico y en evolución constante. Por lo tanto, cuesta definirlo y en muchos casos se utiliza de forma genérica, olvidando esos matices que lo hacen tan especial.

El término slow fashion surgió de manera bastante natural. Fue acuñado por Kate Fletcher en el 2007, siguiendo los fenómenos del movimiento slow food. 

Slow fashion se opone al modelo de negocio de fast fashion que surgió hace unos 20 años y crea una alternativa reales. Así que, sus características son:


  • Ralentiza el tiempo de compra y consumo de las piezas.
  • Fomenta que nos cuestionemos nuestros hábitos de consumo y anima a consumir esas piezas que se ajusten más a los valores de cada une. 
  • Es holística y considera todo el ciclo de vida del producto. 
  • Se basa en la cualidad en lugar de la cantidad. 
  • Es un estilo de vida, es una decisión consciente.

Una vez tenemos una idea general de lo que es el movimiento slow fashion, vamos a centrarnos en las diferentes ramas y corrientes que podemos encontrar actualmente. 


Eco-friendly fashion

La ropa sostenible es eco-friendly, pero una pieza eco-friendly no tiene porque ser sostenible. Entendemos que una pieza es eco-friendly cuando no daña el planeta es decir que para fabricarla se han utilizan los mínimos recursos posibles. Vamos a poner un ejemplo para que quede más claro: si un niño esclavo de la industria textil elabora una camiseta con algodón 100% orgánico en una fábrica de carbon-neutral, esta pieza sería eco-friendly pero no sería un producto sostenible. 

Green is not always Sustainable!

El concepto “green” se acostumbra a utilizar de forma coloquial para referirse a todas esas acciones o productos que tienen como finalidad mejorar el planeta. Hace referencia a un producto cultivado sin el uso de productos tóxicos ni químicos, utilizando la menor cantidad de recursos posibles, con una huella de carbono reducida o nula. Puede ser reciclado, reutilizado y acostumbra a ser biodegradable. Es un concepto muy parecido al eco-friendly.  Veamos un ejemplo: aunque un producto está fabricado bajo los criterios que acabamos de comentar, si el producto ha estado fabricado en la otra punta del mundo y para que te lo puedan enviar se necesita mucha energía y recursos, no sería un producto sostenible.

Ethical fashion

Este concepto hace referencia a las condiciones laborales de los trabajadorxs que están en la cadena de producción de la pieza.

Artesanal

Los productos artesanales son aquellos que han estado hechos a mano y fabricados con la mínima automatización, por trabajadores cualificados en países en desarrollo. Sin embargo, el hecho de que este producto haya sido fabricado a mano no significa que sea sostenible. 

Sostenible

La moda sostenible se basa en tres pilares fundamentales, la preservación del medioambiente, los derechos de los trabajadores y un modelo de negocio rentable y perdurable en el tiempo.

Ahora que ya sabemos qué significa cada concepto, es más sencillo apostar por esas marcas que van acorde a nuestros valores.

Once we know and are aware, we are responsible for our action and our inaction. We can do something about it or ignore it. Either way, we are still responsible. — Jean-Paul Sartre

¡Entre todes marcamos la diferencia!

more posts

¿Quieres ordenar TU ARMARIO y no sabes por dónde empezar? 

Descárgate nuestra guía con los pasos imprescindibles para conseguir un armario ordenado, reconectar con tu estilo y ganar dinero con esas prendas que ya no quieres. 

Al unirte expresas tu consentimiento para recibir comunicaciones comerciales de LE·BOBÚ. Puedes retirar tu consentimiento en cualquier momento y consultar nuestra Política de Privacidad para más información.